viernes, 29 de octubre de 2010

El día de los Santos

 Y esta va a ser una entrada de las de recuerdos y tradiciones. Yo vivo en la calle del cementerio, o como siempre le decía mi abuela y mi madre, El Santo (abreviatura de El Campo Santo). El día de Los Santos siempre subíamos unas dos o tres veces, es que lo tenemos muy cerca, o sino no creo yo que diésemos tantas vueltas. Ibamos con mi hermana cuando venía a visitarnos y le traía algún ramo a mis abuelos, con mis amigos o si mi madre limpiaba alguna tumba, y como es costumbre, el día de antes había llovido algo y le jorobaba la faena, darle un último repaso. 


Yo me acuerdo que mi abuela me solía traer alguna doblaita de la Confitería Luque cuando salía de trabajar (ella trabajaba hasta domingos y festivos) La doblaita es un dulce hecho de batata o de mazapán que recibe el nombre del "doblar de las campanas" porque se solía comer el día de los Santos por la tarde, justo antes de misa.  Tenía formas diferentes, de estrellas, de animales... Aquí os dejo la receta. También se come en otros sitios como La Victoria. Ya conforme me fui haciendo un mozuelo, dejé de comerlas, aunque todavía paso por la calle la Feria en estas fechas y no puedo evitar mirar el escaparate con bastante gula.

Pero eso... me hice Mozuelo y lo que tocaba era irse a Montemayor. Al principio era andando y ya luego en autobús o en las motos, si tenías amigo que la tuviese. Allí había gente de La Rambla, San Sebastián, La Victoria, Montalbán... 
Finalmente hasta se fue pasando de moda el ir a Montemayor entre mis amigos y los últimos años, nos íbamos a Córdoba al cine.

Sea como sea, siempre cuando caía el sol y ya estaba en casa, acompañabamos alguno de mis hermanos y yo, a mi madre a poner la vela o la pila de petaca y su bombillita para que durante toda la noche estuviese iluminando la tumba de nuestros familiares.

viernes, 15 de octubre de 2010

El Acueducto de la Huertezuela ¿y la fuente de La Huerta de Servando?

El hecho de que se cambiase el canal por una tubería de PVC y los restos de pintura relativamente recientes que encontramos en su parte central nos indican que probablemente aún tenga un uso o función.


Según uno de nuestros vecinos, el cual agradezco su colaboración, esta estructura podría estar relacionada con la Casa Ducal o con el aporte de agua hacia la zona del Llano de las Fuentes. 

En un principio, puede tener su lógica, puesto que esa zona era un punto de agua para todos los habitantes del pueblo. En dicha zona del pueblo, en los siglos XVII y XVIII hay constancia de un batán y ya encontraríamos los primeros abrevaderos y lavaderos. Posteriormente se construyen las fuentes. Sin embargo, bajo mi opinión, esa zona no requiere traer agua de sitios relativamente lejanos, ya que el gran desnivel que tenemos en el Llano, probablemente sea suficiente para dar el agua necesaria a dichas infraestructuras. Hasta debía de sobrar agua o así se debe de interpretar, por el hecho de que D. Francisco de los Ríos decidiese recoger todo el agua sobrante y hacerla llegar hasta los molinos instalados en las afueras.



En la hipótesis de dirigirse hacia el Palacio, no habría problema en atravesar todo el cerro del Higueral, pero el problema lo encontraríamos en el Llano de las Fuentes. Necesitaríamos otro acueducto para salvar la hoya que se crea en el Llano. Pero además esta hipótesis deja de tener posibilidades cuando está constatada la existencia de estructuras hidráulicas debajo del palacio para abastecer de agua al mismo.

De todas formas, el hecho de pensar que tendrían relación con las fuentes, me hizo pensar en otra fuente más cercana. Además debía de ser una fuente que estuviese en un llano relativo, que no tuviese un  talud próximo o un gran desnivel que le aporte el agua de la ruptura del nivel freático, como ocurre en el Llano de las Fuentes. En un lugar cercano y que se pueda situar más en la dirección de nuestro acueducto, aprovechando el descenso en las curvas de nivel para que el agua fluya sin gran dificultad: La Fuente de la Huerta de Servando.
 
En verde, el paredón; en azul el Arroyo Huertezuela y en rojo el posible recorrido del acueducto
 En la anterior imagen del Sigpac, vemos como el acueducto parte de la zona alta de lo que podríamos considerar las fuentes del Arroyo Huertezuela: una zona donde hay gran cantidad de manantiales, y uno de ellos sería aprovechado, canalizando sus aguas para la cercana fuente de Servando. El acueducto se desviaría levemente de su objetivo final para evitar el paredón y no tener que atravesarlo, ya supondría hacer arcos de más altura y hasta elevarlo del nivel de donde nace el mismo, que quizás sea el próximo a donde nace el manantial, y por tanto hubiese sido más costosa su realización. Su orientación busca la zona más baja y donde termina dicho muro de tierra, que está cubierto de vegetación típica de nuestra zona (acebuches, esparragueras y encinas)

Una vez sorteado este obstáculo, se dirige sin problemas a la fuente de la Huerta de Servando, donde finalmente deja su caudal en la alberca de la misma. Por tanto, este acueducto es una construcción de un particular, que probablemente tenga unos dos siglos de historia como mucho  y que esté vinculada a la construcción de dicha fuente.



A pesar de todas las visitas que he hecho a la zona en estas semanas, no he conseguido encontrarme con ninguno de los dueños de ambas fincas. Por tanto, todo queda aquí en una teoría... Si algún día consigo conocer o corroborar esto, escribiré una nueva entrada. Gracias a quién ha comentado tanto en el blog como en el foro, quizás no hubiese pensado nunca en una fuente sin esos aportes.

Una buena manera de proteger este patrimonio es no dejándolo en el olvido y eso se hace de manera tan simple como yendo a pasear por la Senda de las Ánimas y los alrededores de la Huertezuela, dando a conocer a los nuestros estos lugares, solo si conseguimos hacerles ver que es parte de sus vidas, sientan más como suyo este pueblo y parajes tan admirables como estos.



Esta entrada se completa con: 

miércoles, 13 de octubre de 2010

El Acueducto de la Huertezuela: orígenes

ORIGEN ROMANO

Casi siempre se hace referencia a un posible origen romano, las pocas veces que se ha escrito o dicho algo sobre esta estructura. Según mi opinión es bastante improbable este origen a pesar que estos fueron los precursores de estas obras hidráulicas.
Pero no hay que descartar, así someramente, este origen sin antes rastrear un poco lo que tenemos en el terreno, y es que si por algo se caracteriza nuestro término es por la riqueza de yacimientos. El más próximo a esta zona es el de Valdeconejos, lugar donde se encontraba una gran Villae, de la cual se extrajeron unos mosaicos tan importantes que acabaron en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Tampoco es descartable que una Villae de la época tuviese un acueducto que la abasteciese, así lo acreditan algunas publicaciones como Introducción a los Acueductos Romanos en Andalucía, de Elena Sánchez López. Por otro, lado mirando en nuestra comarca, tenemos el Acueducto de Ucubi (Espejo) que partía desde casi Nueva Carteya, hasta llegar a la antigua colonia a través de 15 km en línea recta.

Visto esto, nos demuestra que habían estructuras en zonas próximas que demandaban agua y que en nuestras cercanías había también importantes acueductos. Sin embargo, para mí, se pierde la posiblidad  de vincularlo a esta etapa histórica, cuando revisando el estudio denominado Infraestructura hidráulica rural de época romana en la provincia de Córdoba, donde aparecen recogidos con detalle todos los restos que quedan, incluídos los de nuestro término, y en el cual no se menciona nada de este acueducto de la Huertezuela.

Esto no quiere decir que no sean romanos, pero el hecho de que no aparezca en un estudio científico de una magnitud como ese, me parece bastante significativo. En el estudio, por supuesto aparecen otras estructuras de nuestro municipio, de las que se pueden hablar en muchas otras entradas.


ORIGEN ÁRABE


Los restos árabes de nuestro pueblo están bien localizados. Todos nos llevan a la zona del El Calvario y los alrededores de la cuenca del Ventojil. Y la verdad, escasean los restos materiales que así lo puedan demostrar. Por tanto resulta aún más difícil demostrar el origen árabe del acueducto. Buscando algún resto parecido en la provincia, nos vamos hasta a Alcaracejos donde encontramos uno de posible origen árabe, vinculado a un molino. Las diferencias más notables es que el de nuestro pueblo tiene los pilares de ladrillo mientras que muchos de los de el de Alcaracejos están hechos de sillares más o menos uniformes.

En definitiva, no se puede descartar ningún origen por la falta de documentación y mis escasos conocimientos de arqueología,  pero ninguna fuente fiable lo recoge, a pesar de encontrar estructuras que pueden ser iguales por la provincia, que demuestra un poco que o ha sido ignorado o se descarta como procedente de dichas etapas históricas.

ENTONCES ¿CUAL PUEDE SER EL ORIGEN?

El posible origen podría estar en los siglos XVIII y XIX por las políticas de los condes y duques de la villa de recoger las aguas sobrantes para las fuentes y otras estructuras -como el batán o los molinos de harina-  o bien posterior aún, ya en el siglo XX.




Esta entrada se completa con:

sábado, 2 de octubre de 2010

El Acueducto de la Huertezuela: descripción

¿Dónde está?
Situación en el SigPac (en rojo)


El Acueducto se encuentra en un pago de nuestro pueblo, concretamente al noroeste, en una de las laderas del último cerro que conforma el barrio del Monte La Vieja. Es una zona muy rica en agua, justo en frente tenemos la fuente de la Huertezuela que continuamente aporta el caudal del arroyo Huertezuela que nace entre esta fuente y dicho acueducto. Uno de los torrentes que nutren a dicho arroyo pasa por el centro de esta estructura. Se puede acceder por dos vías:
a. La primera es a través de la calle Huertezuela de donde parte un pequeño camino hasta el olivar donde se encuentra. 

b. Desde la calle Guadalquivir del Monte la Vieja, por el camino que va hasta la Huerta de Servando y cogiendo el conocido como Callejón de los Almendralejos. Justo en frente de la Huerta de Servando hay un olivar, si buscamos su linde,en dirección hacia la fuente de la Huertezuela, encontraremos la parte de atrás de dicha estructura.


¿Cómo es?
Alzado del acueducto y detalle de los ladrillos


Nuestro acueducto cuenta con más de 28 arcos, no me ha sido posible dar el número exacto porque se encuentra rodeado de vegetación, sobre todo en sus extremos, donde existen arcos más pequeños que los centrales que van adaptando su tamaño, en función de como va aumentando la pendiente. Está casi totalmente hecho de ladrillo que se combina en algunas zonas con material de relleno como piedras de la zona.
 

En la anterior foto vemos como arranca desde la tierra el inicio del mismo, en su lado norte. Hay restos de tejas y ladrillos y se diferencia ya dos partes, una que formará parte de los arcos y otra que es un cajón que lleva la tubería que contiene el agua, que en este caso es de PVC.


En esta foto vemos el primero de los arcos del lado norte, tapado por una adelfa. Está prácticamente enterrado. Lo curioso es que el material que lo tapa está duro, como si arrancase prácticamente de la piedra y no fuese una sedimentación.


Y poco a poco se han ido agrandando hasta llegar a más de dos metros de altura, entre higueras y otros árboles frutales van sucediendose los arcos de medio punto.


Y llegamos a la parte central, donde discurre un torrente (albina, que diría mi padre). Las lluvias han hecho que podamos ver los cimientos de uno de los pilares que sustentan dichos arcos y son casi de un metro de profundidad. Además parece que sufrió una restauración por su zona central y los ladrillos de esta zona están enlucidos y pintados con cal blanca. Incluso en algunos arcos vemos la presencia de color rojo.

En su extremo norte, hay aún más vegetación lo que dificulta el recuento de los arcos finales.

¿Cuál es su uso?

Sobre su uso y algún detalle de su antiguedad sigo sin saber nada. Viendo la parte superior está claro que su función era transportar agua pero ¿de dónde y hasta dónde?  La tubería de PVC también muestra que sufrió una reforma no hace muchos años.

Lo que está claro es que estamos en una zona con gran cantidad de manantiales, que incluso esta zona y  otras aledañas fue mandada desecar por uno de los condes de la Villa.

Por tanto, esta estructura podría traer agua de un manantial de las proximidades y dedicarlo al uso del riego y al abastecimiento de alguna zona cercana pero para ello debemos salvar el pequeño torrente de su centro y el desnivel que este crea, y por tanto es de esta necesidad de donde surgen los arcos, al igual que los romanos hacían con sus grandes obras hidráulicas siglos atrás. 

Mirando alrededor tenemos los siguientes lugares de nuestro término que son contiguos y podrían estar relacionados con este acueducto: Valdeconejos, donde han surgido importantes restos romanos de una Villae y un topónimo relacionado con una huerta, La Huertezuela, y por tanto con el riego.

En la siguientes entradas veremos su vinculación con estos dos lugares e intentar sacar luz a el origen de esta estructura.



 Esta entrada se completa con:
El Acueducto de la Huertezuela
El Acueducto de la Huertezuela: orígenes
El Acueducto de la Huertezuela ¿y la fuente de  La Huerta de Servando?