miércoles, 13 de octubre de 2010

El Acueducto de la Huertezuela: orígenes

ORIGEN ROMANO

Casi siempre se hace referencia a un posible origen romano, las pocas veces que se ha escrito o dicho algo sobre esta estructura. Según mi opinión es bastante improbable este origen a pesar que estos fueron los precursores de estas obras hidráulicas.
Pero no hay que descartar, así someramente, este origen sin antes rastrear un poco lo que tenemos en el terreno, y es que si por algo se caracteriza nuestro término es por la riqueza de yacimientos. El más próximo a esta zona es el de Valdeconejos, lugar donde se encontraba una gran Villae, de la cual se extrajeron unos mosaicos tan importantes que acabaron en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Tampoco es descartable que una Villae de la época tuviese un acueducto que la abasteciese, así lo acreditan algunas publicaciones como Introducción a los Acueductos Romanos en Andalucía, de Elena Sánchez López. Por otro, lado mirando en nuestra comarca, tenemos el Acueducto de Ucubi (Espejo) que partía desde casi Nueva Carteya, hasta llegar a la antigua colonia a través de 15 km en línea recta.

Visto esto, nos demuestra que habían estructuras en zonas próximas que demandaban agua y que en nuestras cercanías había también importantes acueductos. Sin embargo, para mí, se pierde la posiblidad  de vincularlo a esta etapa histórica, cuando revisando el estudio denominado Infraestructura hidráulica rural de época romana en la provincia de Córdoba, donde aparecen recogidos con detalle todos los restos que quedan, incluídos los de nuestro término, y en el cual no se menciona nada de este acueducto de la Huertezuela.

Esto no quiere decir que no sean romanos, pero el hecho de que no aparezca en un estudio científico de una magnitud como ese, me parece bastante significativo. En el estudio, por supuesto aparecen otras estructuras de nuestro municipio, de las que se pueden hablar en muchas otras entradas.


ORIGEN ÁRABE


Los restos árabes de nuestro pueblo están bien localizados. Todos nos llevan a la zona del El Calvario y los alrededores de la cuenca del Ventojil. Y la verdad, escasean los restos materiales que así lo puedan demostrar. Por tanto resulta aún más difícil demostrar el origen árabe del acueducto. Buscando algún resto parecido en la provincia, nos vamos hasta a Alcaracejos donde encontramos uno de posible origen árabe, vinculado a un molino. Las diferencias más notables es que el de nuestro pueblo tiene los pilares de ladrillo mientras que muchos de los de el de Alcaracejos están hechos de sillares más o menos uniformes.

En definitiva, no se puede descartar ningún origen por la falta de documentación y mis escasos conocimientos de arqueología,  pero ninguna fuente fiable lo recoge, a pesar de encontrar estructuras que pueden ser iguales por la provincia, que demuestra un poco que o ha sido ignorado o se descarta como procedente de dichas etapas históricas.

ENTONCES ¿CUAL PUEDE SER EL ORIGEN?

El posible origen podría estar en los siglos XVIII y XIX por las políticas de los condes y duques de la villa de recoger las aguas sobrantes para las fuentes y otras estructuras -como el batán o los molinos de harina-  o bien posterior aún, ya en el siglo XX.




Esta entrada se completa con:

No hay comentarios:

Publicar un comentario